Reseña de 'Siete formas de ver el mundo'

17 nov. 2014


Cubierta de: Siete formas de ver el mundo

Siete formas de ver el mundo de Cristina López-Perea Villacañas
Libro único. Editorial SM.
Premio Jordi Sierra i Fabra 2014
Sinopsis: Un reconocido psicólogo, el doctor Sorenson, pone en marcha un innovador proyecto que trata los problemas de los adolescentes. La terapia consiste en hacer que seis adolescentes convivan en un lugar aislado, pero provisto de todo lo necesario, sin la inteacción de ningún adulto.
Ian, Katie, Hunter, Lilly, Meg y Danny serán los primeros en acudir a la clínica. ¿conseguirán encontrar juntos la solución a sus problemas?





Opinión personal: Antes de nada, decir que este libro ha sido el ganador de un premio que yo comenté hace tiempo y que os voy a comentar un poco por encima de qué va ya que, seguramente, algunos estaréis interesados:

La Fundació Jordi Sierra i Fabra, en colaboración con el Grupo SM, ambos con implantación en España y Lationoamérica, convoca en su décima edición el Premio Literario Jordi Sierra i Fabra 2014 para jóvenes con el objeto de estimular en los estudiantes españoles y latinoamericanos el placer por la creación literaria y el amor por la palabra escritar, a través de obras que reflejen valores universales de paz, amor, concordia y respeto, con lo que contribuir a crear un mundo mejor, lleno de esperanza, en el que los libros tengan un papel esencial y crezcan de forma constante nuevas generaciones de autores.
El premio son 2000 euros, edición de la obra, por parte de Ediciones SM y su comercialización es España y latinoamérica. Si queréis más información pinchar aquí y ¡ánimo!

Ahora sí, sigo con la reseña. Hace tiempo había leído cosas sobre el concurso y me quedé con las ganas de saber más. El caso es, que el mes pasado, creo, salió el libro que había ganado este año y decidí leerlo. Al principio no estaba muy motivada a leerlo, la sinopsis me llamaba la atención pero tampoco es que creyera que me fuera a gustar tanto como me ha gustado.

El libro es corto, 188 páginas o así, por lo que se lee deprisa y a buen ritmo.

El libro nos presenta a siete personajes, Katie, una joven que físicamente, se puede decir, que es irresistible pero que tiene anorexia, Ian, un chico que debido a la inestabilidad de su familia ha dejado de estudiar, Lilly, una encantadora chica que ha tratado suicidarse tres veces, Danny, que lleva un año sin hablar a su padre, Meg, después de la muerte de su padre tiene problemas con su agresvidad y Hunter, que le pillaron metido en asuntos de drogas. Pero sin duda, un personaje que no puede faltar es el doctor Sorenson, un psicólogo misterioso que aparece y desaparece cuando quiere, que a lo largo del libro no interactuamos directamente con él hasta el final, nunca sabemos que está pensando, el libro no se centra casi nada él pero cuando lo terminas y te paras a pensar te das cuenta de que sabes más de él de lo que creías.

La verdad es que he disfrutado mucho leyendo Siete formas de ver el mundo. La escritora nos cuenta la historia desde siete puntos de vista diferentes, primero empieza con Katie, quien a pesar de ser la chica perfecta físicamente es muy inestable y no tiene mucha seguridad en cuanto a su cuerpo y se siente como si estuviera fuera de lugar, es una amante de la fotografía que, hasta hace poco, se dedicaba a ser ella la que está tras las cámaras; Después viene Danny, tras la muerte de su madre su hermana tuvo que sacar a la familia adelante mientras su padre iba de bar en bar, después de eso, Danny ha dejado de hablarle. A Danny le gusta tocar la guitarra; Tras Danny viene Lilly, exteriormente dulce y adorable, cualquiera diría que ha tratado de suicidarse tres veces para dejar de sentir el dolor que le produce la pérdida de un ser querido. El cuarto es Ian, al igual que Lilly ama pintar, un hobby que abandonó cuando su padre sufrió un accidente en pleno combate y empezaron a mudarse cada poco tiempo provocando una inestabilidad en el joven. La penúltima es Meg, es la que tiene el carácter más fuerte y, desde la muerte de su padre, ha mostrado una actitud agresiva. A Meg se le da bien la natación. Y por último está Hunter, llegó allí (según creían todos) porque le pillaron vendieron drogas pero la realidad es que, tras años pasando de hogar en hogar, de familia en familia, se ha encerrado en sí mismo sin encontrar un lugar en el mundo.


Todos ellos van narrando una semana, ya que los chicos están seis semanas en la casa, y entre semana y semana hay una pausa y un cambio de narrador (la historia está en primera persona). Cuando empieza una nueva semana, empiezan con una breve entrevista con el doctor y los chicos, donde el nuevo narrador se presenta y nos explica por qué está allí.

El epílogo es propiedad del doctor Sorenson y creo que ha sido la decisión más correcta porque vives el final como si fueras tú el que estuviera viendo y observando a los chicos. Además, antes de cada semana aparecen como los recortes de revistas, periódicos y libros que hablan sobre el Sorenson y nos dan información indirecta sobre él.

El libro en sí está muy pero que muy pensado. Creo que los personajes están muy trabajado y perfilados, cada uno con una actitud diferente pero en el fondo, todos se entienden entre ellos y son todos muy transparentes. La historia se me pasó volando, el tiempo pasaba tan rápido como a ellos se les pasó la estancia en la casa. Hay momentos donde la impresión de que estás allí con ellos porque son personajes tan cercanos y reales que parece que llegar a conocerlos realmente. A lo largo de la historia todos cambian mucho, unos se abren más, otros encuentran su sitios en una pandilla, otros retoman viejos hábitos, otros ven el valor de la vida, otros se emblandecen y muestran tal cuál son y otros aprenden el verdadero valor de perdonar.

Cuando acabar el libro te das cuenta de varias cosas:

1. La primera es que has aprendido más de lo que pensabas inconscientemente. Has aprendido valores y te has dado cuenta de la importancia que tienen algunos pequeños detalles que antes ignorabas.

2. La segunda es que durante todo el libro el doctor no hace practicamente nada, les deja que convivan entre ellos y eso soluciona sus problemas: ellos mismos son su propia cura. El sentirse parte de algo y queridos fue lo que les hizo seguir adelante porque, como muy bien dice el doctor, la soledad es uno de las pesadillas de todo ser humano.

En fin, es un libro que recomiendo a todo el mundo, es uno de esos libros que terminas con miles de emociones en el estómago. Yo, he de confesar, que he soltado un par de lágrimas al ver cómo acababa todo, al ver que todos iban encontrando su sitio. No sé, fue llegar al final y darme cuenta de tantas cosas, de valores y otros sentimientos que tan bien se reflejan en el libro que empecé a llorar como una magdalena.

La verdad es que no sé explicar con palabras como me he quedado, para saber lo que sentí creo que tendríais que leerlo y verlo vosotros mismos, pero lo que creo que sí puedo explicaros es que acabé el libro dándome cuenta de que todos nosotros somos como esos chicos.


¡En fin! ¡Un libro estupendo que tras la decepción que me llevé con Cómo me convertí en popular me ha venido de perlas!

Espero que lo leáis todos YA, pero YA de YA y veáis por vosotros mismos a lo que me refiero cuando digo que incluso nosotros mismo evolucionamos a medida que leemos sus vidas y lo cerrado que queda todo con ese final. Al final me he dado cuenta de que conozco a esos personajes tan bien como a mis amigos.
Gracias a la editorial por el ejemplar.
Firmado: Druky.

13 comentarios:

  1. Hoola!!
    Pues me ha llamado un montón la atención! Quizá lo lea!
    Besos<3

    ResponderEliminar
  2. Hola!
    Pues parece interesante, primero el nombre connota muchas cosas nuevas por descubrir.. y segundo lo que dices de los valores me gusta. Me gusta que los libros no sean historias vacias y que escondan mensajes y dejen enseñanzas! Lo tendré en cuenta para mi proxima lectura. Gracias por la reseña :D

    Un beso.

    ResponderEliminar
  3. Pue sno me llama mucho pero me alegro de que lo disfrutaras <3

    ResponderEliminar
  4. Hola, la verdad es que me atrae mucho este libro tras leer tu reseña.
    Me quedo por tu blog.
    Besinos

    ResponderEliminar
  5. Ayyy Dru, que bonita reseña se siente lo que quieres decirnos. La verdad no sabía nada de ese premio y me parece estupendo que apoyen a los jóvenes escritores que hablan sobre problemas de la sociedad. De verdad que espero que llegue a mi país porque al menos aquí siempre tardan en salir un poco más los libros de SM (Pandemonium de Lauren Oliver aun no llega). Me gusto tu reseña.

    Un beso enormeee :)

    ResponderEliminar
  6. La verdad es que nunca había escuchado de él, pero me alegra mucho haberlo descubierto a través de ti, así que me lo anoto.

    Muchas gracias por la reseña, un beso enorme.

    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  7. Pues pensaba que no me iba a llamar, pero tras este derroche de entusiasmo ya no puedo negarme, jajaja. No conocía el libro, pero lo tendré en cuenta ^^

    Un besote!!

    ResponderEliminar
  8. El título no me llama la atención pero tu reseña sí, así que lo buscaré haber si ya esta en México. Muchas gracias por la reseña y cuídate mucho.

    ResponderEliminar
  9. Ya había visto este libro en algunos blogs y me llama bastante, lo miraré,
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Lo tengo pendiente desde hace un tiempo, gracias por la reseña ^^
    Besos.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! Tienes un premio en mi blog, pásate www.gravedadinversa.blogspot.com

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Gracias por la nominación! Un besín.

      Eliminar
  12. Ni me había parado a leer de qué iba hasta ahora jaja. La verdad es que tiene buena pinta y tu reseña me da más ganas de leerlo todavía.

    Un beso

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014