Tips #1: ¡A cubierto, llegan los exámenes!

9 feb. 2015


Ya comenté alguna que otra vez por Twitter que quería hacer una entrada con ciertos consejos sobre la forma de estudiar, los apuntes y todas esas cosas... Y creo que el mejor momento es ahora porque me he fijado en que, al igual que yo, muchos estáis ahora mismo en época de exámenes.

Todos estos tips/consejos quizás no funcionen con vosotros, cada uno tiene su forma de estudiar y de hacer las cosas pero todos ellos son consejos que con el tiempo he ido aprendiendo de otras personas o blogs y que me han ayudado a mejorar.

Son doce consejos, un poco larga la entrada pero espero que os ayuden.

1. No te estreses
 Creo que este es el más importante de todos y por eso he querido ponerlo el primero. Cuando se acercan los exámenes todos estamos nerviosos y por mucho que estudies sigues teniendo la sensación de que tienes que trabajar más y más y más pero quiero deciros algo: No hagáis caso de aquellos que dicen que no están ni nerviosos ni estresados. Eso es mentira, cuando hay exámenes cerca todos nos esforzamos al máximo y nos podemos estresar, aunque sea un poco, y no hay ninguna forma posible de relajarte.



 
 Puedes salir con tus amigos, ir de fiesta, a cenar... Pero esa tranquilidad solo te dura hasta cuando llegas a casa y empiezas a pensar lo cerca que está el exámen de matemáticas y el de biología y el de tecnología y lo que sea.

 Yo me estreso mucho, me es imposible relajarme; antes de empezar el bachillerato no me preocupaba tanto pero al mismo tiempo si que notaba el estrés el día antes del exámen pero con el tiempo he empezado a dar más de mí y cada vez me da la impresión de que tengo menos tiempo para las cosas.

2. Organización
 Para mí este punto es muy importante porque siempre ando con listas y recordatorios por todos lados, la verdad es que sin ellos no puedo vivir porque soy muy despistada y necesito tenerlo todo bajo control.

 Uno de mis consejos es que intentéis fechar los exámenes lo antes posible y repartirlos bien. Este año me ha tocado una clase buenísima, somos muy pocos y eso hace que podamos decidir mejor las cosas y sin demasiada polémica. Nosotros lo que solemos hacer cuando ya sabemos la fecha exacta de las evaluaciones es hablar con los profesor y aunque falten dos o más meses para los exámenes empezamos a fechar ya, además los repartimos de manera que tengamos dos por semana, uno los martes y otro los jueves o miércoles y viernes (para compensar un poco y no tenerlos muy juntos).

 Un truco muy bueno y que te ayuda muchísimo es utilizar un calendario. Tener un calendario es importantísimo. Todos los meses me hago uno y voy apuntando todas las fechas con colores llamativos y, después a negro, voy apuntando lo que tengo que estudiar cada día para poder llevarlo todo bien y que no me pille el toro.

 Luego está el reparto de las horas cuando llegas a casa y te tienes que poner a estudiar. Yo recomiendo que no estéis toda la tarde estudiando la misma asignatura porque al final acaba pesándote tanto de lo mismo, yo sólo estudio la misma asignatura toda la tarde cuando tengo examen de esa asignatura al día siguiente. Normalmente me hago listas que van por horas, empiezo sobre las cuatro y media o cinco y hago un horario con lo que tengo que hace ro estudiar y durante cuanto tiempo. Eso sí, de nada vale un horario o calendario sino vas a cumplirlo.

3. Espacio de estudio
 Aquí casi todo tiene que ver con el orden. Para lo que quiero soy muy ordenada pero mi mesa, a pesar de mis esfuerzos, es un desastre; la coloco cada tarde antes de ponerme a estudiar y al acabar ya está todo patas arriba.

 Para concentrarse lo mejor es estudiar en una mesa, escritorio... Muchos estudiamos de vez en cuando en la cama, me incluyo dentro del pack, pero esto es peor porque al final nos acaba entrando el sueño o nos notamos cansados y queremos tomarnos un descanso (¡OJO con los descansos!). Sí que recomiendo que cuando lleváis mucho tiempo en el escritorio y es duele la espalda pues os echéis encima de la cama pero yo sólo lo hago cuando ya tengo el culo duro de la silla y ya solo me falta repasar.



 Además recomiendo que estudiés donde haya buena luz y sin distracciones. Lo mejor de todo es que el lugar esté ordenado y despejado, tener espacio es muy importante.

 Recomiendo que preparéis todo diez minutos antes de poneros a estudiar porque nos conocemos: todos hacemos el truco ese de a en punto me pongo a estudiar y que, cuando el reloj marca en punto, nos pongamos a sacar los libros, estuche, calculadora y demás con una lentitud que lo único que hace es retasar lo inevitable y hacernos perder el tiempo.

4. Material
 Muy importante, sobretodo para perezosos como yo que una vez que están sentados y acomodados no quieren levantarse a por algo que necesitan. ¿Qué es lo que quiero decir? Bien, me refiero a que muchas veces nos ponemos a estudiar y de repente nos damos cuenta de que necesitamos definir una palabra pero nos hemos dejado el diccionario en otra parte (algo que me pasaba a menudo cuando estudiaba biología en inglés) o que os ponéis con química y matemáticas y habéis dejado en otra parte de la casa la calculadora o la tabla periódica o cualquier cosa; cuando esto pasa es muy común que por la pereza de tener que levantarnos no vayamos a buscarlo y nos digamos a nosotros mismos que ya iremos después, pero después se nos olvida y todo acaba siendo un desastre.

 Lo mejor es que cuando estáis preparando todo saquéis lo necesario y lo tengáis a mano sobretodo calculadora si vais a necesitarla o diccionarios. Otra cosa que yo suelo hacer cuando tengo que preparar los exámenes de química, sobretodo los de reacciones químicas o formulación, es imprimirme de internet una tabla periódica o una hoja con algunas reacciones que no sé formular o con masas atómicas. ¡Tener todo siempre a mano!

 Además me gusta mucho usar post-it y rotuladores para destacar algunas cosas así que si vosotros también utilizáis es de las primeras cosas que debéis de poner en la mesa.

5. Fichas, post-it, notas y otros
 Siempre utilizo muchos post-it porque creo que son muy efectivos y los pongo por todas partes. Hay asignaturas, como filosofía, donde no tenemos libro y todo se basa en los apuntes y de vez en cuando dicen algo que se me había olvidado apuntar o le pido a una compañera sus apuntes para ver si me falta algo y todo aquello que se me olvidó lo escribó es post-it que voy colocando en las hojas. Eso sí, no me seáis ahora necios y no peguéis cuarenta mil post-it en una hoja o dos. También es muy útil cuando tienes que apuntar alguna fórmula en algún sitio donde puedas verla siempre que la necesites.

 Las fichas. Las fichas es algo que recomiendo a todo el mundo y que funciona. Siempre corto algunas hojas que tengo por ahí tiradas a la mitad y las engancho todas con un clip y, después, cuando estoy repasando mis apuntes o preparando algún examen cojo una de esas hojas a las que yo llamo 'fichas' y hago un resumen con lo más importante... Y con lo más importante quiero decir lo más importante como bien puede ser leyes, alguna que otra fórmula, definiciones, o sea, todo lo más breve y visible posible. Las fichas funcionan muy bien porque es algo que puedes tener a mano y así mientras estás estudiando no tienes que ponerte como un loco a buscar aquella fórmula de la que ahora mismo no te acuerdas y necesitas. Además como son pequeñas y tienen lo justo con muy buenas para repasar, sobretodo para repasos de última hora, porque con saber lo que hay en la ficha ya tienes un aprobado seguro. ¡Y no sólo eso! Un truco es que para algunas asignaturas es hacerla el día antes del examen cuando ya has acabado de estudiar, intentas hacerla de memoria y cuando terminas comparas con una que hayas hecho otro día o con tus apuntes y así ves si te lo sabes todo o si te falta algo.

6. Tomar apuntes
 Antes no entendía por qué esa necesidad de tomar apuntes pero con el tiempo he visto que es lo más importante de todo. Sé que muchas veces nos cuesta atender en clase y que por mucho que lo intentamos al minuto ya estamos desconectados y en el quinto cielo con cara de tontos pero, en serio, lo mejor es atender en clase y concentrarte, tomar apuntes e intentar tenerlos lo más completos posibles.

 Lo que recomiendo es no utilizar nada colorines, es horrible porque estás en clase escuchando, apuntando, intentando que no se te olvide lo que tienes en la cabeza, subrayando esto, poniendo de color lo otro, que si cojo este bolígrafo, ahora el otro, que si hago aquí un cuadro, que si no se qué más... En fin, al final lo único que haces es tener unos apuntes preciosos pero que no tienen nada consistente.

 Un buen truco es escribir a negro, mi profesora de biología siempre dice que lo mejor es el negro porque resalta más y según no se qué estudios se nos queda mejor en la mente, es decir, que es mejor para la memoria fotográfica. Personalmente creo que resalta más y por eso suelo utilizarlo. Otra cosa es decir adiós a los bolígrafos líquidos, yo los utilizo en matemáticas u otras asignaturas donde no tenermos que tomar apuntes como locos y podemos tomarlo con calma pero para filosofía, por ejemplo, tengo que usar bolígrafos de tinta seca porque el profesor habla rapidísimo y si lo hago con uno de tinta líquida, me conozco, y sé que va a acabar todo manchado de negro.

 Otro consejo más en cuanto a los apuntes es qué hacer después de haberlos tomado. Yo os doy dos consejos:
  1. Este es el que suelen utilizar mis amigas pero a mí sinceramente no me funciona. El consejo es tomar los apuntes a lápiz y, después, pasarlos a limpio con calma porque eso te sirve para retener información, ir estudiando, etc. Personalmente no me funciona para nada porque cuando estoy pasando a limpio casi ni presto atención, voy muy lenta, me aburro, acabo cansada cuando ni siquiera he empezado y me queda mucho por delante... En fin, que siempre acabo dejándolos a medias.
  2. Este otro es el que suelo utilizar porque me va mucho mejor con él. Como dije antes nada de colorines pero no estoy diciendo que tengáis que dejar los apuntes en un solo color. A mí me gustan mucho los colores (pero sin pasarnos, ¿eh?) así que cuando llego a casa o estoy empezando a estudiar una asignatura lo primero que hago es leer los apuntes y subrayo lo importante, pongo algún que otro título o subtítulo para destacar, etc. De este modo podremos empezar a estudiar el tema, señalaremos lo importante y tendremos los apuntes 'bonitos'.
Y para terminar por qué son tan importantes los apuntes. Una cosa en la que te fijas con el tiempo es que aquellas cosas que el profesor más repite o en las que más insiste son las que, al final, acaban entrando en el examen y esto es un punto a favor de los apuntes porque cuando te pongas a leerlo seguro que hay algo que has copiado una vez y no tiene mucha importancia y habrá otra cosa a la que has dedicado varios días en clase y que has copiado cien veces y sabrás que eso es a lo que más debes dedicarle tiempo. Los apuntes también reducen la información, son como un guión que nos ayudan a destacar lo más importante de la lección.

Alguien que copia una vez una fórmula no la va a recordar también como aquel que toma apuntes de forma constante y la ha copiado las mil quinientas veces que el profesor la puso en el encerado. Cosas repetidas, cosas mejor aprendidas (que estúpida acabo de sonar).

7. Esquemas y resúmenes
 En temas extensos lo mejor es hacer esquemas, bueno, en todo tipo de temas y asignaturas lo mejor es hacer esquemas donde puedas relacionar ciertos datos con otros, destacar lo importante, anotar lo justo y, además, son muy visuales y ayudan mucho a la hora de memorizar.


 No suelo hacer muchos resúmenes porque lo veo como copiar un poco sin sentido cuando podría aprovechar el tiempo en estudiar más a fondo pero si que hay ciertas asignaturas donde me viene muy bien hacer ciertos resúmenes de un párrafo con definiones importantes o explicaciones de cosas que sé que son realmente importantes.

 Para mí lo mejor siempre han sido los esquemas sobretodo aquellos en esqueleto donde puedes, por ejemplo, leer el título 'El mester de clerecía' y luego ir explicando, en alto o bajo, lo que recuerdas. Algunas veces también sirve rellenar los esquemas, por ejemplo, podéis hacer un esquema en esqueleto y luego lo rellenáis con definiciones concretas o algún que otro ejemplo.

8. Flashcards
 Parecidas a las fichas pero no tan importantes ni destacables. Desde mi punto de vista funcionan pero tampoco sirven para mucho. Los papeles son más pequeños que los de las fichas y en ellas apuntamos palabras u oraciones concretas. Yo suelo utilizarlas en literatura para apuntar autor, época y obras (a veces también características) y en biología para anotar enfermedades, órganos y cosas así o en geología me vino muy bien para indicar paisaje, características, modelado o época, era, clima, animales, plantas, etc.

9. El subrayar:
 Todos nos conocemos y sabemos que a veces subrayamos más de la cuenta. Subrayar no es poner a color todo aquello que tienes que estudiar; todo lo contrario. Lo que suelo hacer yo es subrayar palabras importantes (ej. si tengo que estudiar en geología el Paleozoico pues subrayaré palabras importantes como: clima, vegetación, fauna, etc.) pero también subrayo alguna que otra cosa que pueda hacerlo destacar y que sea justo lo que le da sentido a todo, la idea principal (ej. estoy estudiando las perífrasis verbales y me trae: Es la unión de un verbo auxiliar más una forma no personal. Entre ambos puede haber un nexo. Funciona como un único verbo con una única significación; de todo eso lo único que subrayaría sería la palabra unión porque es lo destacable, la idea principal) Y después de subrayar con amarillo o rosa o lo que sea suelo subrayar con la lapicera otras cosas que tengo que estudiar por ejemplo, ideas secuandarias, ejemplos, etc. También pongo alguna que otra flecha o cruz cuando creo que algo no es importante pero que quizás pueda caer pero que con leerlo es suficiente y no hace falta estudiarlo.


10. Mi agenda, mi mejor compañera
 Como he dicho yo no puedo vivir sin las listas y los calendarios por eso considero que una agenda es muy importante. Yo tengo tres libretas que son muy importantes, dos de ellas son agendas y otra es una libreta de apuntes que suelo dejar en casa.


 La primera agenda es una agenda normal y corriente donde apunto los deberes, exámenes y esas cosas. También la suelo utilizar para acordarme de enviar algún correo, subir alguna entrada y cosas de ese estilo.

 La segunda agenda la considero más importante y personal y la utilizo para todo. Es una libreta de cuero negro que no tiene nada, es decir no trae ni los días ni nada. Esta la utilizo un poco como desahogo para escribir alguna que otra cosa o cuando se me ocurre algo para mis historias y no tengo el ordenador a mano. Pero lo más importante es que es donde apunto los horarios de lo que tengo que hacer cada día, también las cosas que tengo que hacer y no puedo olvidar, qué tengo que estudiar hoy que mañana.


 En esta agenda lo que suelo hacer con las listas es que, al principio de la semana, en una sola hoja pongo todo lo que tengo que hacer esa semana y quizás con los días voy rellenándola con más recordatorios. Después voy tachando en un cuadradito que hago y, por ejemplo, pongo una línea si lo he empezado ha hacer y lo relleno con líneas si lo he completado, lo pongo en rojo si es importante, en verde si al final no tengo que hacerlo... (¡Aquí puedes usar todos los colorines que quieras!)

 Y la libreta de apuntes es la que utilizo para hacer esquemas, resúmenes, ejercicios... Vamos que es para repasar.

11. Duerme, MUCHO
 Este es un consejo que sé que es importante pero que casi nunca lo cumplo. Es muy importante estar descansado para poder tener un mejor rendimiento, esto quiere decir que debemos de dormir mínimo nuestras ocho horas.

 Uno de mis consejos es no quedarnos estudiando hasta muy tarde porque, por mucho que lo intentemos, llega un momento donde nuestro cerebro ya está saturado y hay que dejarlo descansar. Yo suelo quedarme como hasta las once u once y media estudiando y si veo que todavía me noto con inseguridades pues al día siguiente me levanto una hora o dos antes.


 Sí, sé que madrugar una hora antes no es una idea muy atractiva pero es lo que mejor funciona. Cuando acabas de levantarte puede parecer que te es imposible estudiar porque tienes mucho sueño y no te apetece pero es cuando mejor trabajas, estás completamente despejado y estás en tanta tensión porque sabes que es tu última oportunidad de repasar que te entra todo muy rápido y con facilidad. Viene genial para un último repaso donde lo que te interesa es recordar nombre raros, datos importantes o fechas.

12. Los descansos
 Levanto la mano y me declaro culpable de ser de esas que dicen: Descanso media hora y ya sigo estudiando. ¡NO! No vale descansar porque lo único que haces es perder la concentración. Quiero decir que claro que hay que descansar pero tus descansos siempre deben de ser más cortos que tiempo de estudio. No recomiendo que descanséis una hora o más de media hora porque luego os cuesta mucho poneros, tampoco recomiendo que empecéis a ver una serie o una película porque lo único que querrás será seguir sentada en sofá viendo más la televisión y no estudiarás nada. Tampoco recomiendo tener libros adictivos y que estés leyendo cerca porque al final no puedes parar de leer hasta que son las doce de la noche y tienes que ir a dormir y es cuando ves que no has estudiado nada: Los libros de lectura durante horas de estudio son peligrosos, caca.

 Lo que más recomiendo es salir a dar una vuelta, sin pasarse una hora fuera de casa y de fiesta, o hacer deporte.

 Tampoco os penséis que me refiero al descanso en general, hablo de el día de antes del examen. Este día es importante que controléis vuestro tiempo pero, claramente, los fines de semana y días donde al día siguiente no tenéis ningún examen lo que tenéis que hacer es relajaros para poder estar más tranquilos y menos agobiados.

¡Mucha suerte a todos! Espero que os sirva de algo.

Firnado: Druky,

5 comentarios:

  1. Unos consejos muy buenos.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Me han encantado tus consejos ^^^
    Un besiito :3

    ResponderEliminar
  3. Gracias por los consejos, ya casi se acercan mis primeros exámenes de este semestre y me pone muy nerviosa realmente. Algunos de los consejos que diste, los que hago siempre son de resumir información y subrayar lo más importante con marcatextos, sobre todo por los conceptos y entenderlos por mi cuenta. En matemáticas y física por ejemplo, siempre vuelvo hacer los mismos problemas que vimos en clases. Creo que es cuestión de practicar todo lo que se ha visto en clases de nuevo, y eso si, concentrarse mucho. Siempre estudio mediante mis apuntes. !Saludos!

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola!

    Buena entrada, ahora no me toca mucho, pero son muy buenos consejos, los más importantes para mí: organización, sitio de estudio y dormir ^^

    Besicos :D

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!
    La verdad es que yo tengo enero y mayo para esto, que me toca sufrir. Lo peor que hago es que no duermo nada, pero tampoco es que madrugue mucho jajaja. Luego, lo demás sí que lo hago: los descansos, subrayar bien, la agenda, los post-it... Y las cosas básicas para estudiar. Lo que tengo que empezar a compaginar bien son leer libros y estar en temporada de exámenes. Que al estar toda la tarde en la sala de estudio, me cansa un poco llegar a casa y ponerme a leer. Por eso, normalmente veo series o así. Son muy buenos consejos para la gente que no sabe cómo estudiar bien.
    ¡Un besazo <3!

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014