Reseña | El (sin) sentido del amor de Javier Ruescas

julio 23, 2015

El (sin) sentido del amor,
de Javier Ruescas.
Páginas: 208 · Autoconclusivo
★★★✫✫


La fiesta que da inicio a las vacaciones parece sacada de una peli: una casa enorme y un montón de chicos bebiéndose el último verano antes de la universidad.
No es el ambiente de Lana, que preferiría estar con la cabeza metida en sus ilustraciones. Pero Ciro, el blogger anónimo del momento y su mejor amigo, la ha arrastrado hasta allí porque dice es donde está la emoción. Y no se equivoca: en esa fiesta Lana conoce a un chico con quien se siente inesperadamente cómoda; la anfitriona tienen una gran bronca de celos con su novia y Julia, la mejor amiga de Lana, no llega a encontrarles porque en el camino conoce a un perfecto desconocido con el que pasa la noche.
El problema es que esos tres chicos, el interesante, el infiel y el perfecto desconocido, son la misma persona: Jacobo Casanova.
Y aunque Lana lo evite, su mundo y el de Jac parecen destinados a colisionar una y otra vez en ese juego sin sentido al que algunos llaman amor.



Los únicos libros que he leído de Javier Ruescas son los que pertenecen a la trilogía de Play y los disfruté muchísimo, tanto que he estado pensando en volver a leerlos este verano porque todavía no me he leído el último.


Cuando vi su nuevo libre entre las novedades del mes no pude evitar comprarlo porque, además de que la portada es muy bonita y llama muchísimo la atención, su sinopsis me llamaba bastante y me parecía perfecto para el verano.



“Un beso que escondía la fuerza de los brochazos de Jac y la delicadeza de mis dibujos”.


Y la verdad es que no me equivocaba, es un libro perfecto para el verano y tiene una trama muy interesante pero le falta algo más de consistencia, le falta trabajo y podría haberse extendido algo más en ella.



Es un libro donde los personajes no te llegan del todo y no se llega a profundizar mucho en ellos. Si al libro le añades un poco más de trabajo, extiendes la trama y dejas que todo vaya con más calma pues tendrías un libro perfecto y de diez ya que la trama es muy buena.



La historia en sí es muy diferente a cualquier otros libros y cuando ya estás más o menos introducido en toda la historia quieres seguir leyendo más y más porque hay un montón de incógnitas en el aire y no dejas de preguntarte: ¿Quién es Jacobo Casanova? Tienes tal lío en la cabeza que no sabes que esperar de cada personaje.


“Pero a veces la amistad no consistía en entender ni preguntar, sino en esperar y en escuchar todas las respuestas no pronunciadas”.

Además de eso, al ser un libro corto, lo último que te apetece es soltarlo así que cuando empiezas a leer es un no parar y acabas con el de tirón.


En resumen, considero que el libro podría haber sido una novela buenísima si se hubiera profundizado más en ella pero está floja y por eso, aunque tenga una trama que engancha y es entretenida, no puedo ponerle todas las estrellas que me gustaría.

6 comentarios:

  1. La verdad es que este libro no termina de llamarme la atención, aunque tengo pendiente leer algo de Javier Ruescas a ver que tal :)

    Saludos.

    ResponderEliminar
  2. Tengo muchas ganas de leerlo, gracias por la reseña ^^
    Me encanta tu cabecera y la plantilla!!
    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. ¡Hola! He leído ya de Javier Ruescas y me gustaron bastante pero este... Bueno, no me llama demasiado. Aún así, buena reseña. Quizás algún día lo coja :)
    Un beso.

    Azul

    ResponderEliminar
  4. Hola!
    No he leido nada de este autor y le tenia muchas ganas de leer este libro, pero ahora que he leido tu reseña me tira para atras el hecho de que le falta un poco de profundidad. Así que lo voy a tener que pensar, quizás empiece con algún otro de sus libros.
    Nos leemos, Cati-

    ResponderEliminar
  5. No me llama demasiado, este autor no es muy de mi agrado pero gracias por la reseña.

    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Le tengo ganas a esta novela pero no se cuando la leere.

    Saludos

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014