Comprador compulsivo + tips

diciembre 27, 2015

¿Cuántos de vosotros habéis hecho una y mil veces la promesa de no comprar tantos libros? ¿Y cuántos de vosotros la habéis roto?

Sí, yo también soy de esas incapaz de resistir la tentación. Muchas veces, sobretodo cuando empieza un nuevo mes -o año- me prometo que no voy a comprar tantos libros como he estado haciendo hasta ese momento y dos días después llego a casa cargada de libros.

Últimamente si que he sabido controlar más este impulso, pero es difícil. Hay veces donde cambio de calle para no pasar por una librería que suelo frecuentar pero dos pasos más adelante me encuentro con una librería que me llama a gritos.

Otras veces, cuando me sobra tiempo antes de quedar con alguien, sin darme cuenta voy directa a una tienda de segunda mano en la que más de una vez he encontrado reliquias. Aunque estos días voy y salgo sin nada en las manos porque tengo demasiados pendientes en casa como para añadir más.

En cuanto me sobra algo de dinero después de ir a una fiesta, o tomar algo, o lo que sea, siempre pienso lo mismo: Libros. Y cuando mi cumpleaños o la Navidad están cerca también pienso en lo mismo: Más libros.

Sé que es difícil resistir las tentaciones pero os traigo unos tips que puede que a algunos no os funciones y a otros sí. Yo recurro a ellos a menudo y me ha ido bastante bien.

Tips para resistir la tentación
  1. Cambiar de calle, a veces puede ser un poco difícil saber dónde están todas las librerías de nuestra ciudad pero si que podemos esquivar las que conocemos desde hace tiempo y a las que solemos ir todos los días. No cuesta nada moverse por otra calle diferente en vez de pasar justo por donde está la librería y ahorrarte un mal trago.
  2. Me sobraron x euros para el bote, si eres de esos que en cuanto te sobra algo de dinero vas a gastarlo a la librería tienes que frenar. Piensa en todas las cosas que podrías comprar si en vez de gastarte todo el dinero, lo que te sobró lo guardaras en un bote; después con ese dinero podrías comprar más libros, merchadising, algo que llevas tiempo queriendo tener, ropa... 
  3. Compra más por internet, puede parecer una tontería pero no lo es, si compras por internet también tienes que tener en cuenta los gatos de envío y al no ser en efectivo igual intentas controlar más tus gastos, al menos eso es lo que me pasa a mí.
  4. Los libros en inglés te salvarán la vida, si ya eres un caso perdido, uno de esos que si no compra uno o dos libros al mes lo pasa relativamente mal, pues corre a comprarlos pero en inglés ya que te saldrán mucho más baratos. Un libro en tapa blanda en inglés cuesta la mitad que uno en tapa blanda en español y uno en tapa dura en inglés te cuesta lo mismo (y a veces menos) que uno en tapa blanda en español. 
  5. Disfrutar los libros, este año reconozco que he tenido algunas compras donde me he pasado mil pueblos. No se puede ir a comprar libros un día y volver a casa con diez libros, algo que hice yo el primer día que tuve vacaciones en verano. Después esos libros acaban en la estantería y tardamos mucho en sacar tiempo para ellos. Mi estantería -y la de muchos lectores- está llena de libros que no he leído así que... ¿para qué vamos a comprar más libros teniendo una estantería llena de libros pendientes y sin leer?
¿Te sientes identificado con algo de la lista? Espero con los tips
os sirvan a todos y si tenéis alguno mejor 
dejármelo en los comentarios. Muchas gracias
a todos por leer y un beso enorme, Dru.

7 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No sé muy bien si soy compradora compulsiva pero creo que sí...
    Es culpa de bol.com . A mí el punto 3 no me funciona nada, pues todos los libros los compro por internet. Además, en Bol si tu compra sobrepasa los 20€ el envío sale gratis. Por eso aunque sólo quiera un libro, me conforto a mí misma diciendo "Pues oye, si compro otro no sale mal. Que el envío es gratis y así ahorras dinero". Sí, ahorrar. *se ríe histericamente*
    ¡Gracias por a entrada, un beso!

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi nunca me pasa eso, siempre compro con mucho cuidado... para leer tiro de otros recursos, porque normalmente el dinero de mis ahorros lo uso para otras cosas tal vez más necesarias. Pero aún así, sí que sigo acumulando libros de una manera alarmante. Mi problema sería más donde meterlos!!

    Besooos!!

    ResponderEliminar
  3. Hola!! A mí sí que me ha pasado más de una vez, sobre todo cuando vas con gente que también quiere comprar libros jajaja me han encantado los trucos, yo ahora mismo estoy intentando ponerme con todos los pendientes que tengo en la estantería y ya cuando los haya leído volveré por las librerías ^^

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Hola :), me ha encantado tu entrada ha sido tan acertada, yo soy de esas que no puede ir a una plaza sin buscar la librería xD mis padres casi me matan cuando entro por la puerta con libros nuevos xD con tantos pendientes que tengo jajaja, pero bueno sin duda el leer y comprar libros en inglés es muy buena opción , yo he empezado a hacer eso xD
    Saludos, nos leemos ^^

    ResponderEliminar
  5. Lo de cambiar de calle en mi caso es imposible porque tengo una al lado del metro jaja
    un beso

    ResponderEliminar
  6. Mira.. Pues con libros nunca me ha pasado. Me gusta leer, pero tampoco llego hasta ahí.
    Pero sí he tenido problemas de consumismo graves. No de endeudar la casa y vender el perro, pero a tener en cuenta.

    Me pasaba que cada vez que me sentía mal, tenía que comprar algo. Daba igual lo que fuera, si era ropa mejor, y era donde más caía, pero que me valía una sartén. ALGO NUEVO. Jajajaja
    Y claro, ¿que tenía que ahorrar para un viaje? Pues me costaba mucho, a veces le pedía a alguien de confianza que guardara mi dinero. Cosas así.

    Con el tiempo lo he ido perdiendo, cada vez aborrezco más ir de compras, y no tengo esa necesidad. Me di cuenta de que salía de las tiendas con bolsas y mi alegría era momentánea. No me servía para nada el autoregalo de consolación jajajaja

    Pero reconozco que hoy me he comprado un pantalón y una camisita muy cute. Hacía... qué sé yo, muchos muchos meses sin comprarme ni un solo pantalón, como un año, y ya me tocaba renovar armario, así que estos días sí que compré botas, y cosas. Pero por mucho que diga mi novio, TODO ERA NECESARIO. Y punto.

    Me quedo por aquí!

    Mua!

    ResponderEliminar
  7. Hola, suelo ser compulsiva a la hora de comprar solamente si sé que tengo el dinero suficiente para hacerlo.
    Eso sí, soy de las que tiene miles de libros que todavía no leyó y que están esperando pacientemente en la biblioteca a ser abiertos.

    Saludos.

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014