El bloqueo lector: las señales

1 jul. 2016

¡Holaaa! Ya he vuelto de mis vacaciones. Como no quería publicar de primeras todas las reseñas que tengo en pendientes, he decidido empezar con un post algo más relajado y con un tema muy interesante: el bloqueo lector. Este post contará con varias partes:
  1. Las señales
  2. Tipos de causas
  3. Tips para superarlo y algunas recomendaciones 
  4. Mi experiencia

¿Qué es el bloqueo lector? Es una crisis lectora en toda regla: cuando no nos apetece leer absolutamente nada, empezamos libros y no los continuamos, ningún libro nos llama la atención, nos da pereza hasta abrir el libro... El bloqueo lector puede ser causado por muchas razones y puede durar desde muy poco (unos días, una semana o un mes) hasta mucho, mucho tiempo (varios meses, un año, etc.).


Muchas veces me ha pasado de tener una racha donde veo la estantería llena de libros pendientes por leer y salgo corriendo de la habitación o intento leer un párrafo del libro que tengo sobre la mesita y me encuentro con que lo he leído veinte veces y no me he enterado de nada. Desde mi punto de vista hay varias señales que te ayudan a saber si estás teniendo una crisis lectura, o si por el contrario no has encontrado el libro correcto para ese momento.

  • Sentirte mal contigo mismo
He decidido poner esta señal la primera porque para mí es la más importante. Este año he estado mucho tiempo sin leer nada de nada (solo hay que ver lo mal que me va en mi reto Goodreads...) por culpa de los exámenes. El problema está en que estos meses donde estuve sin leer nada, cuando pensaba en los libros que tenía pendientes, veía los libros en mi mesita de noche y nunca tocaba ninguno, encontraba el Kindle tirado en algún rincón o recibía algún correo de novedades editoriales, empezaba a sentirme culpable por no estar leyendo, por haber dejado a un lado los libros. Era como un nerviosismo que me aparecía en el estómago cada vez que la palabra libro se iluminaba en mi mente y me sentía culpable por las reseñas pendientes, los envíos de editoriales, los libros que quería leer y había dejado tirados por la casa, etc.

Creo que esta señal es la que activa el gran sensor, pues en el momento en el que te sientas mal contigo mismo por no estar leyendo... Estás sufriendo una crisis lectora.

  • Empieza sin que te des cuenta y nunca sabes cuándo acabará 
La crisis lectora es como una niebla que no te deja ver ni dónde empieza la carretera ni dónde acaba. A menudo ni siquiera nos damos cuenta de que estamos teniendo una crisis lectora hasta mucho tiempo después de que haya comenzado y nunca, nunca, nunca. nunca sabemos cuánto puede durar: puede que hasta que encuentre el libro perfecto, hasta que lea algo en otro idioma, hasta que coja el gustillo por la lectura de nuevo, hasta que me regalen un libro que me llame mucho la atención, etc.

  • Acumulas, acumulas y acumulas
Esto no sé si me pasa exclusivamente a mí o a todo el mundo. Siempre que tengo una crisis lectora los libros se acumulan por todas partes: tengo la mesita a rebosar de lecturas pendientes, en mi librería de pendientes de Goodreads añado un montón de libros que quiero leer pero no me decido por ninguno y lleno la memoria de mi Kindle con ebooks por los que tampoco me decido. El problema cuando tienes el bloqueo lector es que estás buscando algo que leer pero nada te convence y al final acabas acumulando millones de libros en tus pendientes.

  • La pereza 
Es muy normal que, cuando se está pasando por un momento en el cual no te apetece ni abrir un libro, digas que es por pereza y te obligues a sentarte tranquilamente en tu sofá a leer un capítulo o dos hasta que te enganches de verdad. Y lo peor que puedes hacer es obligarte a leer porque si no hay ganas, no hay ganas y punto; lo único que se consigue obligándose a uno mismo a leer es que al final pierdas interés por la lectura, te parezca una afición pesada y el bloqueo se alargará más de lo necesario.

  • Desconectas del mundo literario
En el momento en el que me encuentro en una crisis lectora lo último que quiero hacer es mirar cuentas en Twitter, Instagram o Snapchat sobre libros o blogs literarios. Volvemos de nuevo un poco a lo de sentirse mal con uno mismo, es como si al tener el bloqueo lector no quisiera saber nada del mundo literario.


Probablemente alguno de los síntomas os suene o puede que vosotros tengáis otras señales que también son un indicio del bloqueo lector; la verdad es que cada uno atraviesa la crisis lectora de una manera diferente aunque yo creo que todos tenemos algunos puntos comúnes (los cuales he intentando exponer).

Espero que os haya gustado el post, podéis dejarme
en los comentarios si cuando estáis bloqueados con la lectura
tenéis alguno de estos síntoma u otros diferentes. ¡Un beso enorme! 
Os veré muy pronto por aquí.

6 comentarios:

  1. ¡Hola! Justo durante los primeros meses de este año tuve un bloqueo que abarcó a mi yo lector y escritor. No fui capaz de escribir nada literario, pero tampoco era capaz de ponerme a leer. Ni en wattpad ni libros que había conseguido para el kindle. Hasta que llegó mi primera colaboración para una editorial y al parecer regresaron las ganas por leer (aunque poco a poco, todo hay que decirlo). El bloqueo me duró dos o tres meses, aproximadamente... Mis síntomas son los 4 primeros, el quinto no tanto porque leí reseñas y no me desconecté de las redes sociales tampoco ;)

    Saludos <3

    ResponderEliminar
  2. ¡Holaaaa!
    Muy buena entrada ^^
    Hace mucho que no tengo un bloqueo lector, por suerte, pero tendré presentes los síntomas por si me agarra... jajaj,
    un besote :-D

    ResponderEliminar
  3. Yo no he tenido, hasta la fecha, ninguna crisis lectora muy seria y las que que tenido creo que se han debido mas bien a que el libro que estaba leyendo no me estaba gustando pero tampoco me estaba disgustando, no se si me explico. Y agobio por acumulacion de libros tengo aunque lea sin parar como es el caso del mes pasado que he leido 12 libros (eso para mi es todo un record) pero no he dejado de comprar mas libros. Me ha gustado la entrada, espero las siguientes partes.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola, el año pasado para esta fecha estaba pasando un super bloqueo lector que no me dejaba hacer nada! estoy muy segura que el leerme la saga canción de hielo y fuego en menos de un mes no ayudo mucho! así que cuando termine quede exhausta y mi cerebro necesitaba un receso que se llevo 4 meses, en los que quería llorar desesperada mente pero bueno... hice otras cosas y poco a poco fueron llegando las ganas!
    besos y gracias por este pos

    ResponderEliminar
  5. Hola, yo estoy sufriendo ahora mismo el bloqueo lector más largo que jamás haya tenido. Y todo empezó por unas practicas de empresa. Empecé a trabajar de 9:00 a 14:00 (en otra ciudad, con lo que tenía que despertarme a las 7:00 y llegaba a casa a las 15:30) y por la tarde estaba tan cansada que no leí nada. Esas prácticas duraron de Diciembre del 2015 hasta Abril de este año, de 4 a 5 meses sin tocar un libro, por lo que ahora me cuesta una barbaridad ponerme y engancharme a uno. Y si a eso le sumas que todo el mundo se lee varios libros al mes, y muchos de ellos los tienes tú pero no hay manera de pillarlos por ningún lado, porque te atascas igual, pues la cosa se pone peor T_T

    Espero que se me pase pronto, porque estamos ya en verano y lo estoy desaprovechando pero bien. Y fastidia mucho.

    Una gran entrada, me identifico mucho con ella :)

    ResponderEliminar
  6. ¡Hola! Uf, he venido por acá gracias a la entrada más reciente que has publicado. La verdad es que las crisis lectoras me pegan muy duro. La mayoría de las veces es cuando tengo mis altibajos emocionales, así que yo se lo achaco a eso, porque no tengo ganas de hacer absolutamente nada. También me ocurre que no se me antoja leer nada de lo que tengo, ni de los libros de mis hermanas, y sopeso el leer en pdf, pero tampoco me siento cómoda, así que mando al carajo todo. Ahora lo que me ocurre es que leo muy lento y me estreso un poco porque quiero mantener activo el blog literario. Agh, pero estoy tratando de llevarmelo relajado, a ver qué sale.
    Un besaco.

    ResponderEliminar

Santa Template by Mery's Notebook © 2014